El ingreso en la Masonería debe responder siempre a un anhelo interior de perfeccionamiento y búsqueda personal, por un lado, y a la voluntad de aportar lo mejor de uno mismo a la sociedad en la que vive, por otro. En todo caso, la decisión de formar parte de la misma debe tomarse en completa libertad y como resultado de una profunda reflexión previa.

La Masonería es una institución esencialmente filantrópica, filosófica e iniciática. Tiene por objeto la búsqueda de la verdad, el estudio de la ética y la práctica de la solidaridad. Trabaja por el mejoramiento material y moral de la humanidad. Tiene como principios la tolerancia mutua, el respeto a los demás y a uno mismo y la absoluta libertad de conciencia. Considera que las condiciones metafísicas y religiosas son del dominio exclusivo de la apreciación de cada individuo.

Así pues, rechaza cualquier afirmación dogmática en este sentido. Por tanto, cada Francmasón interpretará la invocación al Gran Arquitecto del Universo según le dicte su propia conciencia, con el mayor respeto hacia las diferentes interpretaciones y hacia los Hermanos y Hermanas que las sustentan. Tiene por divisa: Libertad, Igualdad, Fraternidad.

Si lo desea, puede obtener más información comunicándose con nostros a través de nuestra sección "CONTACTO/FAQ".

¿Desea saber cómo ser Francmasón?

Si desea  información sobre el proceso de admisión, pinche aquí: