Los miembros de Librepensamiento nos presentamos en esta tierra aragonesa cuya tradición masónica se remonta a finales del S. XIX. Somos herederos de aquellos hombres y mujeres librepensadores que defendieron los Principios de Libertad, Igualdad y Fraternidad.

Librepensadores con espíritu crítico que utilizan sus herramientas en su discernimiento, valiéndonos de un método que nos libera de tutelajes, que pone en duda los juicios preestablecidos. Miembros activos en la defensa de los valores humanos y en contra de la ignorancia, los prejuicios, los fanatismos para defender la dignidad humana. Masones con una indestructible voluntad que nos conduzca hacia la Libertad.

En estos tiempos convulsos que nos ha tocado vivir, la defensa de las libertades humanas y ciudadanas no es tarea fácil, pero consideramos que la Masonería es una vía útil, como lo ha sido en la gran mayoría de procesos históricos, para garantizar la virtud humana del librepensamiento y recordar a –la mujer y al hombre que llaman a sus puertas-, que no es ni debe ser siervo de nada, de nadie ni de sí mismo.

La R.·. L.·. Librepensamiento está comprometida con los valores últimos y más elevados de las libertades individuales y colectivas de esta sociedad y del mundo globalizado, en continuo cambio, en el que vivimos.

librepensamiento

Todos nosotros somos conscientes de que la Masonería es un camino válido en el desarrollo vital humano, estamos de acuerdo en practicar unos ritos, observar y estudiar unos símbolos y preservar unas tradiciones, cuyo valor deben ser renovadas a los tiempos actuales para que puedan seguir dando respuestas válidas a multitud de problemas de nuestra realidad social, aceptando los retos del nuevo milenio.