Por favor complete el campo requerido.
Por favor complete el campo requerido.
Por favor complete el campo requerido.

FAQ

¿Atea?

La Masonería es laica, y respeta la libertad de conciencia y pensamiento de cada miembro sobre las cuestiones religiosas. En las logias conviven en total armonía personas creyentes de diferentes religiones con agnósticos y ateos. Si bien la Biblia preside la mayoría de los Templos Masónicos (entre otros elementos simbólicos), su sentido apunta más a la Sabiduría que a la religión, a la que respeta y acepta en todas sus manifestaciones. Pero no las adopta como propias. Nuestra invocación al Gran Arquitecto del Universo las abarca a todas ellas además de la interpretación personal, como corresponde a librepensadores. Como ya se ha dicho, agnósticos y ateos tienen la misma dignidad entre nosotros, y todos participamos del trabajo enriquecedor en conjunto.

¿Elitista?

Sin duda alguna. No aceptamos fanáticos, integristas, racistas, xenófobos ni intolerantes de ninguna clase. En nuestro criterio de selección (que, efectivamente, es estricto) no se contempla ni el poder económico ni el prestigio del aspirante. Sólo su coincidencia con los valores humanísticos que la Masonería defiende y sostiene. Según está dicho desde hace casi tres siglos, puede ingresar en Masonería toda persona “libre y de buenas costumbres“.