Blog

Todas nuestras publicaciones

La Masonería Online

La Masonería Online

25B7CIH2YNDT7AGLWK3IMM2GBE

La Masonería, como organización, tiene poco gusto por el cambio. Parecer que ser considerada anticuada es una de sus atracciones. De hecho, sus formas no modernas fascinan a las generaciones que han crecido con los Caballeros Jedi, El señor de los anillos, o a quienes gustan de historias de Templarios y Caballería. Parece un lujoso kit: templos, ritos y ágapes.

Uno de los aspectos más fascinantes de la Masonería es cómo tantas personas, de diferentes ámbitos de la vida, pueden reunirse en paz, armonía y fraternidad, llamándose unos a otros "Hermanos" y “Hermanas”. Entrar en la Masonería conlleva la implicación personal con la Logia, tanto interior como exteriormente, tras el proceso de iniciación que tiene lugar en el Taller.

Hasta ahora, casi todo estaba circunscrito al espacio físico demarcado por la Logia. Pero el avance de Internet como vehículo de comunicación es ya una herramienta imprescindible para la fraternidad actual, como bien hemos podido comprobar durante este último año, a causa de la pandemia que ha imposibilitado las reuniones personales. Las conexiones en reuniones virtuales han servido para acompañar y traer la luz a los demás y como una herramienta educativa, aunque las Tenidas son insustituibles y no pueden conmutarse por la experiencia virtual.

d037dcc9cb347448664d5b0b4b73e7ce

Internet, a parte de permitirnos reuniones online, es la súper red en la que la presencia de ”cosas masónicas” se ha incrementado exponencialmente. Esto es importante porque ha comenzado a intervenir en la conciencia pública. La superautopista de la información es una frontera muy abierta, una especie de salvaje oeste en el ciberespacio o realidad virtual; a veces es como recorrer una gran reserva de vida silvestre: hay muchas cosas que nunca imaginamos (algunas salvajes, otras mansas).

Pero muchos de los supuestos expertos que se exhiben en blogs y webs información o desvelan el famoso “secreto masónico”, no saben lo suficiente para ayudar a los demás a entender qué somos y qué hacemos. La Masonería online no es ni debería convertirse en un espectáculo ni entretenimiento.

GettyImages 491606346 copia

En algunos grupos de noticias con publicaciones periódicas, tanto de masones como de profanos, hay cantidad de trolling y flaming.

La Logia Librepensamiento desea compartir su luz entre masones y no masones por igual, desde el respeto mutuo.

Existen asuntos que no pertenecen a Internet, como la identidad de miembros, candidatos potenciales, etc. que son información exclusiva de la Logia y de sus miembros. Dilucidar sobre lo sucedido en Tenida, cualquier dialéctica sobre rituales esotéricos o trabajos de grado, pertenece a la privacidad de quiénes conforman una Logia, y hay muchas otras cosas que pueden compartirse de manera abierta con todos aquellos que se interesan por la Masonería y, en concreto, por nuestra Logia Librepensamiento.

Básicamente, existen dos escenarios masónicos en la red: conversaciones privadas donde la discreción es suficiente; y discusiones públicas, donde los masones se enfrentan a todo tipo de personas. En este escenario, nos encontrarnos con fundamentalistas enojados y fanáticos de la conspiración, que piensan barbaridades sobre nuestra Institución; también, con personas puramente curiosas, o los que tuvieron un abuelo que era masón, que se acercan para informarse. Cuando nos encontramos con los primeros, una y otra y otra y otra vez, intentamos aclarar toda esa información contradictoria. Lo hacemos desde la Tolerancia, a pesar de encontrarnos con argumentos deshonestos, insultos personales, confusión, sarcasmo e incluso mentiras.